Sunday, June 07, 2015

DOS NOVELAS, UN EXCELENTE ARTÍCULO

Aqui les dejo este magnífico artículo del escritor peruano Fernando Morote (Piura, 1962) acerca de mis novelas El péndulo familiar y La rebelión de los inexistentes publicado en la revista Contra Estudio (http://revistacontraestudio.blogspot.com.es/) el jueves 5 de junio


El péndulo familiar” y “La rebelión de los inexistentes”, dos novelas de Juan Patricio Lombera

A veces para un escritor resulta insuficiente fabular en sus libros ciertos detalles particulares de

su historia personal. En algunas ocasiones necesita revisar y relatar la más amplia trama de la

vida familiar para poder encontrar u otorgar un sentido a la suya.

Una crisis conyugal remite a Patricio –alter ego del autor, qué duda cabe- a otra más honda de

carácter existencial, lo cual desencadena una serie de cuestionamientos que lo llevan a considerar

el suicidio como solución.

En “El péndulo familiar”, escrita en el 2011, Lombera plantea el dilema de la vocación como

elemento crucial. El protagonista sufre una asfixiante sensación de vacío interior ante la

obligación de decidir entre ser lo que quiere ser o lo que los otros quieren que sea. Como efecto

revelador  rememora la formación y evolución de su núcleo sanguíneo más próximo para

acompañar el proceso de auto-crítica y acabar hallando una vía, no de escape, sino de alivio y

dirección.

Mediante capítulos que van entrelazando escenas de la Revolución Mexicana –con importantes y

apasionantes referencias a las falsas reformas, los asesinatos políticos y la guerra contra los

cristeros- recorre la directa o indirecta participación de sus parientes en ella, exponiendo las

vicisitudes de un clan acomodado que es atravesado por los conflictos políticos, sociales y

económicos de la época.

La descripción minuciosa del vínculo con sus ancestros expresa una intimidad que permite

conocer a fondo el temperamento de cada uno de ellos y su influencia en la personalidad del

personaje principal.

Su visión de la figura paterna es un espejo que considero una invitación a mirarme desde dos

posiciones opuestas: “su padre es un ser verdaderamente extraño para Patricio. Se lo pasan muy

bien juntos durante las vacaciones, pero en épocas de trabajo es un personaje que transmite

muchas luchas, tanto internas como externas. Desaparece durante varios días o llega destrozado

en la noche con ganas de cenar y dormir y siempre maldiciendo de sus colegas de trabajo. Para

Patricio, él es un ser compuesto de dos personas. Una afectuosa y con bastante sentido del

humor, durante las visitas a los parques donde hacen ejercicio los fines de semana y durante las

vacaciones, y otra lejana y con un cierto punto siniestro durante las épocas de trabajo”.

“La rebelión de los inexistentes”, publicada 7 años antes por Ediciones Irreverentes, presenta un

enfoque en apariencia distinto. Sale del esquema personal e ingresa en el ámbito universal, del

mismo modo que abandona el corte realista y entra en la ciencia ficción.

Es un prolijo relato que, por un lado, denuncia la esclavitud de nuestros tiempos, y por otro

expresa el clamor del ser humano por liberarse. Individuos reducidos miserablemente a la tarea

de sobrevivir día a día, relegados, privados de disfrutar los verdaderos placeres de la vida por

tener que limitarse a trabajar para pagar la renta, comprar alimentos y cancelar deudas.

Es el retrato de un sistema opresor que desangra a sus bestias de carga mientras le son útiles y las

elimina cuando dejan de serlo. Los integrantes de la masa productiva, representados por Isidro

Gálvez, el protagonista, se debaten en la disyuntiva de hacer lo que quieren o lo que deben. La

aspiración a invertir más energía haciendo lo que les gusta y dedicar sólo el tiempo justo para las

actividades laborales es aquí formulada como una utopía dentro de un mundo que en la

actualidad funciona exactamente al revés del propósito para el que fue creado. La lealtad con uno

mismo, con los propios deseos, sueños y proyecciones se convierten en un derecho por el que

hay que luchar. Cualquier trabajo artístico es considerado inútil, ingenuo y pernicioso. Pretender

vivir de ello es una estupidez monumental.

Lombera, nacido en Ciudad de México en 1972  e hincha a muerte del Atlante -club de fútbol de

aparición recurrente en ambos textos- acierta al delinear la realidad en términos extremos bajo

dos registros diferentes.

Para conocer más acerca de la obra narrativa del escritor azteca radicado en Madrid se puede

visitar su blog oficial: http://lombera.blogspot.com.es/

No comments: